En toda empresa para prevenir un riesgo laboral lo mejor es hacer una Auditoría laboral Las conductas empresariales conforme a derecho evitan problemas, el empresario hoy más que nunca, precisa tener un conocimiento cierto sobre la situación de su empresa, y debe conocer los riesgos asociados al incumplimiento de las normas.

La correcta aplicación de las normas laborales supone una base sólida para evitar conflictos en una empresa, y para trazar políticas de recursos humanos que concuerden con la estrategia empresarial. La Auditoría Laboral consiste en un estudio técnico, objetivo, imparcial y fiable que pone de manifiesto la realidad socio-laboral de la empresa.

Para adquirir una cultura preventiva debemos realizar una Auditoría Laboral, no solo las empresas sino a la sociedad en conjunto, ya que atreves de esta prevención vamos a adquirir resultados positivos, así mismo el empresario asegura y garantiza la seguridad  y la salud de los trabajadores a su servicio en todos los ámbitos relacionados con el trabajo.

Así mismo, en las normas se manifiesta claramente que la Auditoría Laboral implica la aparición de personas fuera de la empresa que evalúan el funcionamiento de dichas empresas, en manera de prevención buscando la confianza de una tercera parte en este caso los trabajadores, la sociedad, y las autoridades laborales.

No podemos confundir la palabra Auditoría con otras similares como por ejemplo acreditar que significa “Dar testimonio en documento fehaciente de que una persona física o jurídica tiene las facultades exigidas para desempeñar unas funciones ya determinadas.

Los resultados de una Auditoría Laboral se deben a la aplicación minuciosa, ordenada y planificada de una metodología de análisis y valoración, la metodología de la Auditoría Laboral es objetiva de tal forma que el resultado de la auditoría no dependa únicamente del auditor que ha designado el jefe de la empresa, sino que es de las evidencia que dicho auditor encuentre aplicando su respectiva y correcta  metodología.

En una empresa existen varios tipos de auditoría por ejemplo la auditoría legal o reglamentaria, y la auditoría de certificación de sistemas conforme a norma, se denominan auditoría de tercera parte, puesto que el resultado de la auditoría es el resultado es recibido por entidades diferentes a las que la han solicitado, es decir en ambos casos la solicitud de la auditoría, hace la propia empresa para cumplir una exigencia legal, pero el resultado del mismo es recibido por la autoridad laboral, la inspección de trabajo o la entidad certificada.