Son cinco grandes oportunidades de negocio que España no puede dejar pasar en Cuba, se advierte y se considera que para el 2030, la isla pretende que las renovables garanticen una cuarta parte de su demanda. Es solo uno de los muchos campos en los que la habana levanta las barreras para dar paso al capital foráneo.

Gran oportunidad de negocio  para España en Cuba

Durante más de un siglo, los pobladores de Loca Blanca se encontraron viviendo al margen de la civilización pese a tenerla en sus puertas. Y a menos de cinco kilómetros se encontraba el núcleo urbano principal, ni tampoco el hecho de asentarse junto a la carretera, viendo pasar la línea de alta tensión a unos cuantos metros de sus casas, esto fue lo que los ayudo a deshacerse del lastre del no poder contar con energía eléctrica en pleno siglo XXl.

En el año 2013 fue cuando una migración de lugareños la cual fue una inversión de la empresa que en cuba les permitió estar  en la modernidad. La mejor solución a este problema no estaba en enlazar el poblado con sistema energético nacional, sino en tecnologías renovables, como la solar y la eólica, las cuales son mucho más efectivas cuando se pretende satisfacer las necesidades de comunidades aisladas y pequeñas. El ministro cubano para el comercio Exterior y la Inversión Extrajera, Rodrigo Malmierca, anuncia que en Cuba es imposible lograr algo así, lo que dijo en una reunión con empresarios españoles.

Para el año 2030, la isla pretende que las energías renovables garanticen una cuarta parte de su demanda. Sería un paso decisivo en el camino hacia la modernización económica, pero su coste pone en números rojos cualquier balance contable: nada más y nada menos que 2.500 millones de dólares. Encontramos que desde la aprobación de la nueva ley para la inversión extranjera, en marzo del 2014. La cartera de oportunidades de la isla ha ido creciendo hasta incluir más de 326 opciones, que según la oficina Económica y Comercial de Madrid en la Hana, por “la escasez generalizada de oferta interna que hace que haya oportunidades de exportación en casi todos los sectores”

En beneficio para España nos encontramos con la siguiente información Cuba es el primer cliente de España, en Iberoamérica en cuanto a exportación per cápita, con más de 70 euros importados y se beneficia aún más a causa del vacío que comienzan a dejar los aliados regionales como lo son Brasil y Venezuela muy afectados por problemas internos.

A Juicio confidencial, estas son algunas de las áreas que el empresariado español debería seguir bien de cerca. Ambas naciones tendrían en esos escenarios campo fértil para buenos negocios:

  1. Comercio (cuatro proyectos): buen negocio para invertir a corto plazo, en especial artículos de ferretería, materiales de construcción piezas y partes para el transporte automotor y diversos productos textiles.
  2. Energía (22 proyectos): cuba necesita urgentemente energía limpia.
  3. Biotecnología y farmacéutica (nueve proyectos)
  4. Salud (tres proyectos): Hemodiálisis en vacaciones, proyecto de servicio de calidad de vida, clínica internacional de Medicina del deporte, control y educación Antidopaje.
  5. Educación superior.